Raquel Grandal: «Los empleados felices hacen empresas exitosas»

  • Posted on: 5 October 2019
  • By: Jordi

La conciliación se ha convertido en uno de los principales caballos de batalla en el mercado laboral. Las empresas que ya han probado este tipo de políticas certifican su eficacia con datos. SyC Applus+ es una de ellas. Consciente de la importancia de estas medidas, la empresa ha dado un paso adelante y acaba de estrenar su Consejo de Conciliación, un organismo pionero en Galicia con el que se pretende seguir caminando por la senda de la igualdad. «Tener implantadas estrategias de conciliación familiar dentro de la organización se traduce en empleados más felices y eso, al final, revierte en el bien de la empresa», sentencia Raquel Grandal, nombrada responsable de este órgano.

-¿Cuáles son las líneas maestras del Consejo de Conciliación creado por SyC Applus+?

-El objetivo que persigue es la incorporación, dentro de la cultura de la compañía, de las estrategias de conciliación familiar, laboral y personal. Buscamos que las personas que forman la empresa tengan una mejor calidad de vida. Es un punto clave para conseguir aprovechar el potencial del personal. Porque los empleados felices hacen empresas exitosas.

-¿Qué importancia tiene la conciliación en su empresa?

-Para que las personas se encuentren bien tienen que hallar un equilibrio entre estar contentos en su trabajo y tener opción de promocionar y de desarrollarse profesionalmente; y, además, tener tiempo para cuidar a su familia y disponer de tiempo libre para disfrutar a nivel personal. Tener ese equilibrio hace que la gente esté mejor y funcione mejor en la empresa.

-¿Qué resultados han obtenido con estas políticas?

-Este tipo de políticas revierten directamente en la empresa. Si tienes gente contenta, ya directamente el ambiente y el clima laboral es mejor. Y la gente a la hora de afrontar los retos que cada día le requiere su puesto de trabajo lo afronta de otra manera. Un buen ambiente se traduce en trabajadores contentos que, por ejemplo, funcionan mucho mejor cuando tienen que desempeñar tareas en equipo.

-¿Cómo ha recibido la plantilla esta nueva medida?

-Esto de la conciliación familiar y de la igualdad no es algo totalmente nuevo en la empresa. Nosotros ya tenemos desde el 2013 firmado un Plan de Igualdad, con el que se consiguieron fomentar una serie de medidas para que tanto hombres como mujeres tuvieran las mismas oportunidades. La empresa siempre estuvo muy sensibilizada con temas como las relaciones laborales o con proyectos de responsabilidad social. También cabe destacar que llevamos desde el 2001 con un proyecto de integración de personas con discapacidad y ahora mismo tenemos 28 trabajando en la organización. Por tanto, no es que nunca se hablara de conciliación dentro de la empresa, y empezáramos con algo nuevo. Es un paso más. A raíz de la primera reunión del consejo decidimos abrir un buzón donde la gente puede aportar todas las ideas que quiera. Con toda esta información que consigamos del personal podremos trabajar en esta línea y cuando se empiecen a conseguir resultados y cambios será cuando los trabajadores sean más conscientes de lo que va a suponer este consejo.

-Usted fue una de las primeras mujeres ingenieras en entrar en la compañía, ¿cómo fue ese aterrizaje?

-Yo entré en esta empresa, donde todos los jefes eran hombres, con 25 años. Llegamos a la vez otra chica y yo. Dos mujeres jóvenes en un mundo de hombres a muchos les sonaba como algo raro. Los clientes al principio te decían «Quiero hablar con el ingeniero», y cuando salíamos nosotras nos decían «¡Eres una chica!» Al principio sí que fue chocante.

-¿Han cambiado mucho las cosas en este sentido?

-Sí. La gente ya no se sorprende tanto de que haya chicas dirigiendo estaciones o en las naves de inspección.

-Hay estudios que demuestran que la inclusión de la mujer en los organismos de dirección de la empresa mejora los resultados...

-Las mujeres tenemos, en términos generales, una sensibilidad diferente a la de los hombres. Y esa capacidad de ver las cosas desde otra óptica permite aportar un punto de vista diferente que al final puede complementar a la perfección las decisiones que se tomen. El hecho de contar con un equipo de dirección formado por hombres y mujeres siempre va a ser muy enriquecedor, porque sí que es cierto que hay cosas en las que tenemos puntos de vista diferentes.

Fuente: @lavozdegalicia